5 RAZONES POR LAS QUE EL CBD PUEDE NO FUNCIONAR PARA TI

Categorías

A veces, cuando tomas CBD, es posible que no veas los resultados que esperabas. En estos casos, es importante comprender las razones por las que el CBD puede no funcionar para ti y los ajustes que puedes hacer para obtener los beneficios que buscas.

 

Realm of Caring, una organización sin fines de lucro dedicada a ayudar a las personas a mejorar su salud y calidad de vida a través de la investigación, la educación y los servicios, considera que las principales razones por las que el CBD puede no funcionar para ti son las siguientes:

 

 

Razón 1: Mala calidad = Malos resultados

Desafortunadamente, no todos los productos de CBD son iguales. Es fundamental saber qué contiene el producto que estás tomando. ¡Varios estudios han demostrado que los productos fabricados por algunas marcas contienen poco o nada de CBD!

 

Para estar seguro de que un producto realmente contiene lo que dice la etiqueta, debes consultar el Certificado de análisis (COA). El COA debe encontrarse fácilmente en el sitio web de la empresa. Un COA es una prueba de terceros que verifica la información en la etiqueta del producto. También certifica que el producto no contiene niveles nocivos de sustancias peligrosas, como mohos, pesticidas o metales pesados.

 

 

Razón 2: Necesitas la cantidad adecuada para ti

Cuando se trata de CBD, la cantidad que tomes es muy importante. A menudo vemos personas que están tomando una cantidad recomendada por un amigo o familiar. El problema con esto es que el cuerpo de cada persona es diferente. Todos metabolizamos los productos naturales de manera diferente, ya sea cafeína o extracto de cáñamo.

 

Si los productos de CBD no te funcionan, es posible que debas aumentar o disminuir la cantidad que estás tomando. El sistema endocannabinoide regula varios procesos fisiológicos en el cuerpo, incluidos el dolor, la digestión, el estado de ánimo y los sistemas inmunológico y nervioso, solo por nombrar algunos. El sistema endocannabinoide no es único para todos; Varía de persona a persona. Es por eso que es posible que debas ajustar la cantidad que tomas para obtener los resultados que deseas.

 

 

Razón 3: Expectativas poco realistas

Muchas personas tienen expectativas poco realistas cuando comienzan a tomar CBD por primera vez. Asumen que comenzará a funcionar de inmediato. Para algunas personas, lo hace. Pero para otros, el CBD necesita más tiempo para trabajar en su cuerpo. No te sorprendas ni te desanimes si no ves resultados en la primera semana que tomes CBD. Dale tiempo para funcionar.

 

 

Razón 4: Interacciones con otros productos

Podría ser una buena idea considerar espaciar el tiempo entre el momento en que tomas CBD y el momento en que tomas medicamentos u otros productos. Las interacciones pueden alterar o disminuir el efecto que tiene el CBD en ti.

 

Además, se recomienda que tomes CBD con un refrigerio rico en grasas saludables, como mantequilla de maní, yogur o aguacate. Investigaciones han demostrado que el cuerpo absorbe mejor el CBD y es más efectivo cuando se ingiere junto con la grasa.

 

 

Razón 5: No lo estás tomando de la mejor forma

 

Los diferentes productos de CBD están diseñados para diferentes aplicaciones. Eso significa que si estás tomando la forma incorrecta de CBD para tus necesidades, es posible que no obtengas todos los beneficios. Por ejemplo, si estás tomando CBD para aliviar el estrés, es posible que una crema tópica no sea el mejor producto para ti.

 

A veces, una combinación de más de un producto puede ser ideal. Cuando se trata de tomar CBD, la rutina lo es todo. Hacer un seguimiento del progreso con un diario y ser coherente con la rutina son claves para el éxito con CBD.