BEBIDAS A BASE DE CANNABIS

Categorías

La firma de inversión canadiense Canaccord Genuity estima que las bebidas con infusión de THC serán un mercado de $ 340 millones para finales de 2022; en comparación, sus contrapartes de alcohol recaudaron $ 346 mil millones en 2021.

Mantener un nivel en el mercado, requiere de ciertas habilidades por parte de los fabricantes de bebidas y a menudo el consumidor es el principal impulsor en la creación de nuevas categorías.

En el mercado actual, existen tres áreas principales de oportunidad impulsadas por el sentimiento del consumidor que los fabricantes deben considerar.

  1. Los bebedores de alcohol son cada vez más conscientes del impacto que tiene el alcohol en su salud y bienestar y buscan formas alternativas de relajarse o socializar, de igual forma las personas sensibles al alcohol buscan evitar la resaca.
  2. Los nuevos consumidores sienten curiosidad por la categoría de cannabis recreativo e iniciar con bebidas es una de sus principales opciones.
  3. Los consumidores de cannabis existentes buscan una forma de complementar sus preferencias de consumo existentes o reemplazar los hábitos tradicionales de fumar.

Los fabricantes deben conocer que es lo que buscan los consumidores que están impulsando el crecimiento en la industria de bebidas, con ello pueden comenzar a considerar las oportunidades de mercado únicas que funcionan a su favor.

Durante los últimos años, el crecimiento dentro de la categoría de bebidas más grandes “la cervecera” se ha estancado, lo que ha empujado a muchos fabricantes a invertir en nuevos mercados. El reemplazo del alcohol con una bebida de cannabis es una de las mayores oportunidades del mercado, razón por la cual las principales empresas cerveceras como Molson Coors, Heineken y Pabst están invirtiendo en este mercado.

En EUA, 18 estados han legalizado el uso recreativo, creando un mercado de cannabis de $ 28 mil millones. Específicamente, el crecimiento en la categoría de bebidas con infusión de cannabis aumentó un 22 % en 2020 en comparación con 2019, y el 57 % de quienes consumen bebidas de cannabis en los EE. UU. las consumen al menos semanalmente.

Las bebidas de cannabis ofrecen ventajas que otros segmentos populares, como los comestibles y las gomitas, no ofrecen. El cuerpo tiene que digerir los comestibles para poder acceder a los ingredientes activos, pero con una bebida de cannabis, el inicio, la absorción y la biodisponibilidad es mucho más rápida y efectiva. Esto ayuda a prevenir la experiencia desagradable común de los consumidores inexpertos que toman un comestible, no sienten el efecto de inmediato, se impacientan, toman otro y consumen en exceso.

El fabricante puede atribuirles a las bebidas de cannabis efectos para la salud, ya sea medicinal o nutricional. A diferencia del alcohol, las bebidas de cannabis pueden proporcionar diferentes terpenos y nutracéuticos, lo que ofrece una variedad de efectos beneficiosos para el sistema nervioso, el sistema inmunitario y el sistema metabólico, todo a la vez.

Producir bebidas de cannabis no es tan sencillo, existen muchos requisitos de capital y problemas complejos que hacen que esta industria sea complicada de trabajar.

Algunos de los desafíos a los que se enfrentan los productores son:

  • Sistemas de refrigeración. La mayoría de las bebidas de cannabis requieren una exhibición refrigerada y tendría un costo adicional para el proveedor o distribuidor. Las exhibiciones refrigeradas también requieren de espacios más grandes, por lo que se deben considerar el tamaño de las instalaciones del dispensario.
  • Diferentes puntos de venta. Para elegir los diferentes puntos de venta, la industria del cannabis debe apegarse a la ley de cada estado, algunos mercados permiten la venta de bebidas de CBD en licorerías, y los cócteles de CBD están disponibles en los bares, mientras que las bebidas que contienen THC solo se pueden vender en dispensarios autorizados o puntos de venta minorista, la mayoría de las bebidas con infusión de CBD o THC no se pueden consumir en espacios públicos como restaurantes, bares u otros lugares. Limitar su consumo a entornos privados o domésticos también limita las oportunidades económicas actuales sin la legalización federal.
  • Tamaño y peso de las bebidas. El gran peso y volumen de las bebidas crea sus propios desafíos de distribución, por lo tanto, las empresas deben invertir en el desarrollo de sus propias redes de distribución.
  • Mercado local. No todos los estados de EE. UU. han legalizado la marihuana para uso de adultos, por lo que el cannabis recreativo sigue siendo ilegal en todos los demás mercados y a nivel federal, lo que significa que el transporte de productos a través de las fronteras estatales está prohibido. Eso limita la economía de escala que tienen otros fabricantes de bebidas en términos de la capacidad de usar una gran instalación física para servir a varios centros de distribución en otros estados o el envío interestatal de concentrado.

Cualquier mercado nuevo, tiene muchos altibajos a medida que las marcas compiten por la participación, al mismo tiempo, surgirán numerosos problemas regulatorios de la cadena de suministro y de fabricación, que se resolverán poco a poco.

Tanto las marcas establecidas como las nuevas en el mercado de bebidas de cannabis tendrán muchos desafíos que vencer, pero tenerlos en cuenta puede ayudar a prepararlas para el éxito.

https://www.forbes.com.mx/bebidas-a-base-de-cannabis/