CBD y El Sistema Endocannabinoide

Categorías

El CBD y otros cannabinoides residuales en el aceite de cáñamo, interactúan con el sistema endocannabinoide (SEC) interno del cuerpo. Este sistema, que se encuentra en todos los mamíferos, incluidas las mascotas domésticas, tiene la tarea de regular las funciones corporales como el estado de ánimo, el dolor, el apetito, el sueño, la temperatura e incluso las respuestas del sistema inmunitario. El SEC aborda constantemente estas funciones para mantenerlas en equilibrio u “homeostasis”. O la homeostasis se mantiene a través de una serie de mecanismos de control en todo el SEC, o el cuerpo sufre varias enfermedades.

 

Un SEC que funcione correctamente es fundamental para la salud y el bienestar. El SEC, con sus acciones complejas en nuestro sistema inmune, sistema nervioso y todos los órganos del cuerpo, es literalmente un puente entre el cuerpo y la mente. Los cannabinoides como el CBD benefician al SEC al interactuar con los receptores de cannabinoides (CB1 y CB2), que son una clase de receptores de membrana celular en la superfamilia de receptores acoplados a proteínas G. Estos receptores estimulan el SEC, apoyando sus esfuerzos para mantener nuestras funciones en equilibrio y alentándolo a funcionar a un nivel óptimo.

 

En los últimos años, investigadores de todas partes del mundo han llegado a reconocer el vasto potencial médico de la SEC. Resumido en una revisión de 2006 por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Undios:

“En la última década, el sistema endocannabinoide se ha visto implicado en un número creciente de funciones fisiológicas, tanto en el sistema nervioso central y periférico como en los órganos periféricos … que modulan la actividad del sistema endocannabinoide resultó ser prometedor en un amplio rango de enfermedades y condiciones patológicas dispares, que van desde trastornos del estado de ánimo y ansiedad, trastornos del movimiento como la enfermedad de Parkinson y Huntington, dolor neuropático, esclerosis múltiple y lesión de la médula espinal, hasta cáncer, aterosclerosis, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, hipertensión, glaucoma, obesidad / síndrome metabólico y osteoporosis, por nombrar solo algunos … ”

 

CBD y El Sistema Endocannabinoide

 

Desde su descubrimiento en la década de 1990, la comunidad médica ha investigado el SEC para obtener más información sobre cómo funciona. Según los Institutos Nacionales de Salud, aprender a manipular el SEC de manera eficiente podría dar como resultado la formulación de mejores tratamientos para el dolor, la adicción y otros problemas médicos.

 

Lo que hace que el sistema sea un sistema “endo” -cannabinoide es que nuestros cuerpos producen naturalmente neurotransmisores que son similares al CBD y otros cannabinoides. Una analogía comparable es cómo nuestros cuerpos producen endorfinas que son químicamente como los opiáceos pero que son mucho más débiles. Del mismo modo, el consenso es que, aunque nuestro cuerpo crea sus propios endocannabinoides, no es tan fuerte como los fitocannabinoides (cannabinoides del cáñamo). ¡Al complementar el cuerpo con CBD, estamos creando una respuesta más fuerte a algo que nuestros cuerpos están creando naturalmente! Complementar este gran sistema de autorregulación con cannabinoides derivados de plantas es una forma potencial de alentar y mantener la salud.

 

Marcelo Gracia

Secretario General ANICANN Julio, 2020.