Consejos para dormir: cómo conciliar el sueño más fácilmente

Categorías

Dar vueltas y vueltas sin descanso durante la noche puede afectar la productividad del día siguiente. Una noche de insomnio puede hacer que el día siguiente se sienta interminable, al mismo tiempo que reduce la función cognitiva y debilita el sistema inmunológico.

 

Si ocasionalmente tienes dificultades para conciliar el sueño o permanecer dormido, nuestros consejos pueden enseñarte cómo prepararte para dormir con éxito y qué comportamientos durante el día pueden ser beneficiosos o perjudiciales para el sueño.

 

Sigue leyendo para saber por qué puedes tener problemas de insomnio, cómo conciliar el sueño más rápido y cómo tener patrones de sueño más saludables.

 

Causas comunes de insomnio

Las noches de insomnio pueden ser estresantes y contar ovejas puede resultar inútil a medida que se acerca el día siguiente y sale el sol. Si tienes problemas para conciliar el sueño o permanecer dormido en ocasiones, es importante comprender la causa para encontrar una solución.

Los problemas para conciliar el sueño se deben comúnmente al estrés, la cafeína, las horas de sueño y vigilia inconsistentes o la ansiedad.
Identificar lo que puede desencadenar una noche difícil puede ayudarte a hacer cambios para dormir rápido y maximizar el sueño reparador.

 

¿Duermes demasiado?

Dormir lo suficiente es vital para su salud; sin embargo, quedarse dormido también puede tener un impacto negativo en tus actividades diurnas.

El cuerpo necesita dormir lo suficiente para mantenerse saludable y alerta, generalmente de siete a nueve horas, pero dormir demasiado también puede afectar tu día de manera negativa. Dormir demasiado puede indicar condiciones tan comunes y tratables como la depresión, pero también puede indicar que algo más grande está sucediendo debajo de la superficie, como el cuerpo luchando contra una infección. Quedarse dormido repentinamente puede ser un signo de otras condiciones físicas o psicológicas. Siempre consulta a tu médico si ocurren cambios repentinos en tus patrones de sueño.

Consejos para conciliar el sueño más fácilmente
A continuación, se muestran algunos métodos comunes que se recomiendan para ayudarte a conciliar el sueño más fácilmente:

 

Crea un espacio propicio para dormir

Los profesionales sugieren que optimizar los elementos de tu dormitorio puede ayudar con los problemas de sueño. Elije un colchón de calidad, almohadas de calidad y sábanas cómodas y transpirables. Algunas personas prefieren productos específicos como mantas pesadas y almohadas ortopédicas.

Además, el ruido blanco o la falta del mismo afecta el sueño de algunas personas. Puedes probar dormir con un ventilador o una máquina de ruido blanco para ahogar los ruidos fuera de tu control, o prueba con tapones para los oídos o auriculares. Las soluciones simples para la sensibilidad a la luz, incluidas las cortinas opacas o el uso de una máscara para los ojos en la cama, también pueden ayudar.

 

Optimiza tu horario de sueño

Quedarse dormido y despertarse constantemente ayuda a mantener el ritmo circadiano, el reloj interno que indica que te sientas alerta durante el día y cansado por la noche. Establecer una rutina de sueño constante puede hacer maravillas por tu salud y bienestar en general.

Muchas personas descubren que dar seguimiento a su sueño les ayuda a mejorar la calidad del mismo. Hay varias aplicaciones disponibles para descargar que pueden ayudar con esto. También puedes registrar los detalles de tu sueño en un diario o realizar un seguimiento del número de horas de sueño por día.

 

Establecer una rutina de relajación
Cuando tu objetivo es conciliar el sueño con más facilidad, es esencial tener la mentalidad adecuada para ir a la cama. A continuación se muestran algunas sugerencias para relajarse por la noche:
Tómate al menos treinta minutos para relajarte. Reserva este tiempo para participar en una actividad o actividades relajantes, como yoga, meditación o lectura.
Baja las luces. Evitar las luces brillantes antes de acostarte puede estimular tu cuerpo a producir melatonina, una hormona que promueve el sueño.

Desconéctate de los dispositivos electrónicos treinta minutos antes de acostarte.

Este paso puede resultar extremadamente difícil para la mayoría de nosotros, pero es fundamental. Los dispositivos como computadoras portátiles, teléfonos celulares y tabletas emiten luz que puede interrumpir tu producción natural de melatonina.
Practica hábitos a favor del sueño durante el día

 

A continuación, se muestra información sobre cómo el comportamiento diurno puede afectar tu capacidad para dormir por la noche:

 

Ten cuidado con las siestas. Tomar siestas regularmente durante la semana o tomar siestas de más de 20 minutos puede alterar tu reloj interno y mantenerlo despierto por la noche.

 

 

Realiza ejercicio diario. Además de sus beneficios generales para la salud, hacer ejercicio durante el día puede ayudar a que tu cuerpo se relaje naturalmente durante la noche.

 

 

Controla el consumo de cafeína y alcohol. El consumo de cafeína demasiado tarde en el día puede provocar el insomnio. Aunque el alcohol deprime el sistema nervioso, también altera la calidad del sueño, por lo que también se desaconseja beber en las horas previas a la hora de dormir.

 

 

Prueba el CBD como ayuda para dormir
Si todavía tienes dificultades para dormir por la noche, agregar CBD a tu rutina de sueño puede ayudar a mejorar los métodos discutidos anteriormente. Se ha demostrado que el CBD ayuda a mantener una sensación de calma y concentración que puede combatir el peso del estrés diario.

 

A menudo, el estrés puede agravar los problemas del sueño.
Existen productos de CBD en diferentes presentaciones que pueden ayudar a calmar la mente, aliviar el estrés y respaldar los ciclos regulares de sueño. También existen productos de CBD con melatonina. Ingerir una porción de estos como parte de tu ritual de relajación en las horas previas a la hora de acostarte puede ayudarte a conciliar el sueño más fácilmente y a despertarte descansado.

 

 

Combinar CBD con la optimización de tus hábitos de sueño como limitar el tiempo de uso de tus dispositivos, reducir la cafeína y mantener una rutina puede ayudarte a lograr una buena noche de sueño.