CUARENTENA Y CANNABIS

Categorías

La pandemia de SARS-COV2 ha cambiado nuestros hábitos y rutinas. Además de la constante desinfección de manos y superficies para evitar contagios, una de las medidas más radicales ha sido la cuarentena que ha modificado la forma en la que llevamos a cabo nuestras actividades diarias.

 

La cuarentena tiene además efectos en nuestra salud, especialmente en lo que se refiere a la salud mental. Uno de los trastornos más comunes es la ansiedad y para lidiar con ella, en países como Estados Unidos donde el cannabis es legal, miles de personas eligieron esta planta o alguno de sus derivados.

 

Los efectos del cannabis en el tratamiento de la ansiedad, depresión y estrés quedaron demostrados en un estudio hecho por científicos de la Universidad de Washington State y publicado en 2018 en el Diario de Desórdenes Afectivos, una publicación arbitrada y especializada en el tema.

 

La investigación asegura que dosis bajas de THC y CBD funcionan para tratar la depresión, mientras que las dosis altas sirven para aliviar la ansiedad y el estrés. Los usuarios de cannabis medicinal experimentaron una reducción en la percepción de la depresión de hasta en un 50% en tanto que para el estrés y la ansiedad, el alivio llegó hasta el 58%.

 

Además, se descubrió que el tratamiento cannábico contra la ansiedad era mucho más efectivo en mujeres que en hombres. El estudio también advierte que el cannabis no debe usarse por periodos prolongados para el tratamiento de la depresión pues podría resultar contraproducente.

 

Estos datos despertaron una demanda por cannabis que llevó a los gobiernos de Ohio, Washington y California, entre otros lugares donde el cannabis de uso adulto es legal, a mantener abiertos los dispensarios de mariguana y considerarlos como un servicio esencial que debía seguirse brindando durante la cuarentena.

 

A diferencia de otros negocios que se han visto afectados por este método para evitar contagios de Covid-19, la industria del cannabis tuvo un incremento en sus ventas. Por ejemplo, el 16 de marzo, las ventas de cannabis de uso recreativo subieron 15% en California en comparación con la misma época el año pasado, en Washington se disparó 100% y en Colorado 46%, de acuerdo con el sitio especializado en análisis del mercado cannábico, Headset Inc.

 

El sitio de ventas en línea de artículos relacionados con el cannabis, Leaflink, reportó un incremento de 48% en sus ventas y el directorio de dispensarios cannábicos Weedmaps registró un incremento de 350% en las órdenes a domicilio.

 

Algo interesante que se registró en las tendencias de compra durante esta alza es que los consumidores evitaron los productos para fumar, conscientes de que el Covid-19 amenaza justamente el sistema respiratorio, por lo que las ventas de flor bajaron 21% mientras la ventas de comestibles crecieron 18%.

 

Fuente:  RUBICÓ