Las Cinco Mayores Oportunidades de la Industria de la Cannabis en el Desarrollo Sostenible de México

Categorías

La industria de la cannabis es uno de los sectores más disruptivos en el planeta, con transacciones legales extendiéndose a 59 países (incluyendo a México), que aprueban el uso medicinal de la cannabis. Además, en el continente americano se encuentran los mercados legales de uso adulto más importantes del mundo: Canadá, California, Uruguay, Colorado.

 

Lo que hasta hace poco fue considerado el movimiento de contracultura más importante, ahora es una industria seria que está generando innovación y progreso en múltiples frentes. Pero lejos de las proyecciones financieras, la evidencia científica está demostrando que este sector naciente puede ayudar a países como México a acercarse a los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030.

 

¿Cómo es esto posible? Quizá sea difícil de creer si piensas en un sector al que se le atribuyen (de manera equivocada) daños en la sociedad. Pero día con día, los mercados regulados de la cannabis en el mundo comienzan a dar fe de los efectos positivos de implementar políticas públicas más congruentes con la realidad de las comunidades y de las necesidades de sus habitantes.

 

Quizá sea muy pronto para reconocerlo, pero hoy quiero compartir contigo las Cinco Mayores Oportunidades de la industria de la cannabis en el Desarrollo Sostenible de México:

 

  1. Mejorar la salud y el bienestar:

El descubrimiento del Sistema Endocannabinoide es disruptivo por sí mismo y gracias a éste es posible que podamos reducir el impacto de enfermedades crónicas de difícil tratamiento en millones de pacientes en todo México. Esto permitirá la participación en la economía y ayudar a reducir las desigualdades en salud en todos los rincones de México.

  1. Reducción de pobreza, hambre y desarrollo económico:

El desarrollo de la industria del cáñamo y de la cannabis puede ayudar a mejorar las condiciones de vida en miles de comunidades cuyo sustento depende de la agricultura.

  1. Consumo y producción responsables:

La introducción de un nuevo sector económico brinda la oportunidad de transicionar a mejores prácticas en el uso de recursos naturales, así como a responder a las necesidades contemporáneas de comercio justo, con menor huella ecológica y sin crueldad.

  1. Paz y justicia social:

Una de las prioridades de la Ley Federal para la Regulación es, el de revertir los daños ocasionados por la prohibición a través de medidas afirmativas de inclusión y participación en este nuevo sector económico a aquellas personas más afectadas por la guerra contra las drogas.

 

 

  1. Comunidades sostenibles:

La industria de la cannabis puede ayudar a México a generar proyectos de economía circular, con principios de permacultura, y en general aportar a construir mejores comunidades al introducir buenas prácticas que puedan ser replicadas por sectores afines.

 

En definitiva, la industria de la cannabis es disruptiva ya que puede brindar salud a millones de familias en México, reducir las desigualdades que tanto afectan a nuestras comunidades, mejorar nuestra oportunidad de desarrollarnos de manera congruente con la naturaleza y ayudarnos a enfrentar los retos más apremiantes de este siglo. Este sector puede incluso contagiar a otros, como el de alimentos, la industria farmacéutica, a mejorar y a contribuir a que la sociedad mexicana recupere la paz y pueda construir un mejor país para nuestras familias.

 

Falta mucho por implementar y la infraestructura de este sector apenas se está construyendo. Te invito a que juntos caminemos y colaboremos a que éste sea el mejor sector de nuestro país en los siguientes años.

 

José Lugardo, MS.

Asesor en Cannabis Medicinal de ANICANN, Secretario de la Sociedad Mexicana de Cannabis Medicinal, fundador de Grupo Sativa Health, asesor, conferencista y empresario en sector salud y en industria cannabis

pepe@sativa.health