LEGALIZACIÓN DE CANNABIS EN MÁS ESTADOS DE EE. UU. PODRÍA AUMENTAR EN 2023

Categorías

A pesar del hecho de que el gobierno federal no ha levantado la prohibición del cannabis, se espera que el número de estados que permitan la cannabis de uso recreativo aumente en 2023. Una serie de propuestas de alto perfil, como la Ley de Reinversión y Expansión de Oportunidades del Cannabis, se introducirá a nivel federal este año. Algunas otras leyes importantes incluyen la Ley integral de cannabis, la Ley de Banca Safe y la Ley de Investigación de Cannabis Medicinal de VA.

Este año, varios estados también harán algunos cambios significativos en sus leyes de cannabis. Estos cambios podrían incluir la despenalización, los programas médicos o la rotura de precios. Los estados también pueden introducir proyectos de ley relacionados con la reforma de la justicia penal, las protecciones juveniles y la investigación médica. A medida que más estados ingresen al mercado legal de cannabis, habrá un mayor enfoque en la salud y la seguridad pública, la investigación de salud pública y la reforma de la justicia penal.

El anuncio de octubre del presidente Joe Biden de perdonar a los delincuentes de cannabis no violentos muestra que el poder no puede ignorar el hecho de que esta sustancia se está utilizando. También ordenó a la administración que echara un vistazo a cómo se trata el cannabis según la ley federal. El siguiente paso es un informe técnico que será revisado por el Departamento de Justicia. No está claro cuándo concluirá la revisión, pero es probable que no se complete antes del Congreso 118º.

La Ley integral de cannabis abordará cuestiones como la investigación, la seguridad pública y la equidad. Específicamente, la Ley tendrá como objetivo despenalizar cannabis, así como eliminar una multa civil por posesión de menos de una onza de marihuana. Además, la Ley establecerá una comisión de control de cannabis de tres miembros. Esta comisión será asistida por la Oficina de Regulación de Cannabis y la Junta Asesora de Cannabis.

La Ley Bancaria Safe permitirá a los bancos y otras instituciones financieras proporcionar servicios bancarios a la industria legal del cannabis. También creará un puerto seguro para estas instituciones. Sin embargo, el acto no se promulgará este año. En cambio, se introducirá en la próxima sesión del Congreso. La ley tiene apoyo bipartidista.

Además, la Ley de Igualdad de Acceso a Veteranos y la reforma de cannabis de sentido común para los veteranos también se reintroducen en 2023. Estas dos medidas buscan mejorar el acceso al cannabis para los veteranos. Tienen apoyo bipartidista tanto en la Cámara como en el Senado.

Si bien el gobierno federal no terminará oficialmente su prohibición de cannabis este año, la industria enfrentará algunas dificultades serias. Además de la caída profunda en curso en los precios mayoristas y minoristas de materia prima, los minoristas legales de cannabis están luchando con regulaciones muy estrictas. Otro obstáculo es la competencia de un mercado ilegal. Por ejemplo, varias empresas de cannabis de California se han visto obligadas a cerrar debido a las amenazas de los competidores.

Hace una década en el estado de Colorado y Washington comenzó la legalización de Cannabis, después hasta 2016 se aprobó en California, Massachusetts, Nevada y Florida, hoy, más de 30 estados de EE. UU. han legalizado cannabis para uso médico o adulto, la principal financiación detrás de los exitosos esfuerzos de legalización provino de organizaciones sin fines de lucro bien establecidas; este avance ha permitido que el poder financiero y la influencia de esta industria este creciendo considerablemente.

En noviembre del año pasado hubo elecciones y en cuatro de los cinco estados con iniciativas de legalización, el gasto de la industria representó casi todo el dinero detrás de las campañas de legalización, ahora la industria es la que se encarga de financiar, debido al beneficio que les representa, por lo tanto, reportaron cifras de $13,95 millones de dólares para Arkansas, $3,98 para Missouri, $195,000 para Dakota del Norte y $ 385,983 para Maryland.

Un estado que será interesante de ver en el futuro es Arkansas. Aunque no se unió a Dakota del Sur para introducir el cannabis recreativo, el estado ha sido un líder en la industria durante muchos años. Si elige continuar, tendrá que enfrentar un período de transición largo y complicado.

Después de las elecciones del año pasado se espera, que los estados que tienen iniciativas de ley de cannabis puedan aprobarlas, de igual forma que el presidente estadounidense emita una ley federal que beneficie y unifique a todos los estados.

https://www.forbes.com.mx/author/guillermo-nieto/