Los 5 Descubrimientos Científicos Más Sorprendentes de la Planta Cannabis (y que tal vez no sabías)

Categorías

La planta cannabis es la planta más estudiada de la historia. Ha sido cultivada con fines industriales, como alimento y remedio desde hace varios miles de años.

 

Durante buena parte del siglo XX, fue prohibida de manera injusta y sin un sustento científico.

 

¿Cómo está eso de que fue prohibida sin sustento científico? Así es. Cuando se clasificó a la cannabis en la Junta Internacional para la Fiscalización de Estupefacientes de 1961, los componentes de la cannabis no eran todavía entendidos. Incluso, antes de ser prohibida fue utilizada de manera rutinaria por médicos, personas sanadoras, y por pacientes de múltiples enfermedades. En la década de los 60s, por fin se sintetizaron los dos componentes principales de la cannabis: el THC y el CBD. Desde entonces, la ciencia de esta planta (y sus efectos en el ser humano) ha avanzado tanto que se han comenzado a impartir licenciaturas y posgrados dedicados a su estudio.

 

Hoy quiero compartir los 5 descubrimientos científicos más sorprendentes de la planta cannabis (y que tal vez no sabías):

 

1. En un descubrimiento antropológico en el Cementerio Jirzankal localizado en la Cordillera de Pamir en Asia Central se encontraron braseros de madera con vestigios de piedras en su interior en los que se encontró la primera evidencia del uso de la cannabis con fines psicoactivos. Estos restos de hace 2500 años indican el cultivo y la inhalación del humo de variedades psicoactivas de la cannabis en ceremonias y actividades religiosas.

 

2. La Academia Nacional de Ciencias publicó un reporte detallado en 2017 sobre los efectos de la cannabis, concluyendo que existe evidencia sustancial o concluyente acerca del uso de la planta cannabis para el tratamiento de dolor crónico en adultos.

 

3. La cannabis es menos adictiva que el café, el tabaco, el alcohol, más segura que medicamentos como la morfina y como antiinflamatorio es 20 veces más potente que la aspirina. De hecho, la agencia norteamericana Centers for Disease Control and Prevention (CDC por sus siglas en inglés), no ha reportado muertes relacionadas al consumo de cannabis y eliminó la categoría por completo.

 

4. El descubrimiento del Sistema Endocannabinoide (SEC) es probablemente uno de los mayores avances en la ciencia en los últimos años debido a la relevancia de éste como regulador del equilibrio en el cerebro, la piel, el tracto digestivo, el hígado, el sistema cardiovascular, el sistema inmunológico, entre otras funciones del cuerpo humano.

Quizá el estudio del SEC nos ayude a comprender mejor algunos desequilibrios y enfermedades, así como a avanzar el conocimiento científico de otras plantas.

 

5. También se ha encontrado evidencia en la salud pública. Múltiples estudios han encontrado que las leyes de cannabis de Estados Unidos no han incrementado de manera significativa el consumo de cannabis y/o de los daños relacionados al consumo de la misma, como el consumo problemático, hospitalizaciones, así como muertes por accidentes automovilísticos.

 

Así como a ti, algunos de estos hechos me sorprendieron la primera vez que los escuché. No tengo palabras para describir la cantidad de información que día a día se da a conocer sobre la falsedad de la prohibición de la cannabis, así como de los daños ocasionados por esta prohibición en las sociedades humanas.

 

Quizá algún día tengamos algunas respuestas, pero de momento te invito a que juntos continuemos cuestionando lo que nos han contado acerca de esta planta que, lejos de dañar al ser humano, produce bienestar, equilibrio e inclusive puede ayudarnos a encontrar algunas respuestas más fundamentales acerca de nuestro cuerpo y de nuestro lugar en este planeta.

 

 

José Lugardo, MS. Asesor en Cannabis Medicinal de ANICANN, Secretario de la Sociedad Mexicana de Cannabis Medicinal, fundador de Grupo Sativa Health, asesor, conferencista y empresario en sector salud y en industria cannabis pepe@sativa.health

 

Fuentes: National Academies of Sciences, Engineering & Medicine. (2017). The Health Effects of Cannabis and Cannabinoids: The Current State of Evidence and Recommendations for Research. The National Academies Press. https://doi.org/10.17226/24625

 

Hall, W., & Weier, M. (2015). Assessing the public health impacts of legalizing recreational cannabis use in the USA. Clinical Pharmacology and Therapeutics, 97(6), 607–615. https://doi.org/10.1002/cpt.110

 

Ren, M., Tang, Z., Wu, X., Spengler, R., Jiang, H., Yang, Y., & Boivin, N. (2019). The origins of cannabis smoking: Chemical residue evidence from the first millennium BCE in the Pamirs. Science Advances, 5(6). https://doi.org/10.1126/sciadv.aaw1391

 

Russo, E. B. (2016). Beyond Cannabis: Plants and the Endocannabinoid System. Trends in Pharmacological Sciences, 37(7), 594–605. https://doi.org/10.1016/j.tips.2016.04.005 Small, E. (2017). Cannabis: A Complete Guide. (1st Edition). CRC Press.