USO DE CANNABINOIDES EN GERIATRIA VETERINARIA

Categorías

Durante las últimas décadas, la esperanza de vida de las mascotas se ha incrementado teniendo como consecuencia el aumento de las enfermedades propias del envejecimiento que involucran el deterioro de las habilidades físicas y mentales, provocando que la geriatría veterinaria adquiera gran impacto (1). Esta rama de la medicina veterinaria está enfocada principalmente a paliar los signos adversos de las enfermedades crónico degenerativas que presentan los animales de compañía por lo que su finalidad en sí, no es curar sino mejorar la calidad de vida de las mascotas y la de sus familias.

Al igual que en los humanos, los problemas de salud más relevantes en animales de compañía geriátricos son los trastornos osteoarticulares (ej. osteoartrosis) y neurodegenerativos (ej. síndrome de disfunción cognitiva) (1); ambos padecimientos causan cambios en el comportamiento animal, generando dolor y angustia en el paciente y su familia. Ante esta situación los médicos veterinarios han buscado paliar los efectos adversos de estas enfermedades mediante el uso de terapias alternativas entre las que destaca el uso de fitocannabinoides. Desde el 2007, el Ministerio de Salud de Israel ha aprobado el uso de la cannabis medicinal como una alternativa para mermar los síntomas de las enfermedades crónico degenerativas en pacientes humanos geriátricos tales como el alzheimer, la artritis reumatoide, el parkinson, la epilepsia, entre otros; los resultados positivos observados en la atención de estas enfermedades humanas ha despertado el interés en el uso de los cannabinoides en enfermedades similares que atiende la medicina veterinaria.

El presente escrito tiene como objetivo demostrar los beneficios del uso de cannabinoides en dos de los padecimientos geriátricos más comunes en animales de compañía: la osteoartrosis y el síndrome de disfunción cognitiva.

Osteoartrosis

La osteoartrosis (OA) es un proceso patológico degenerativo de las articulaciones móviles caracterizado por el deterioro y pérdida del cartílago articular hialino, formación de tejido óseo en la superficie y márgenes articulares y, la inflamación intermitente de la membrana sinovial, también caracterizado por ser de lenta progresión y tener etiología múltiple. Muchos dueños de mascotas y veterinarios que trabajan con animales que sufren de dolor relacionado con  la osteoartrosis (OA) desean una alternativa a los medicamentos tradicionales (ej. antiinflamatorios no esteroidales (AINES), gabapentina, etc) ya que algunas veces estos son inadecuados  para aliviar el dolor y tienen efectos secundarios potenciales, especialmente para los animales geriátricos.

 

Se ha observado que el sistema endocannabinoide está involucrado en la modulación del dolor y que el cannabis tiene propiedades analgesicas y antiinflamatorias por lo que los fitocannabinoides resultan una opción atractiva para afrontar este padecimiento. Diversos estudios científicos demuestran los beneficios de los cannabinoides en el control del dolor tanto en humanos como en animales; por ejemplo, en un estudio realizado en Uruguay en el cual predominaron mujeres con edad promedio de 67 años con enfermedades reumáticas o artro-degenerativas se demostró que la cannabis tuvo una respuesta terapéutica positiva y sin efectos adversos (2) mientras que en un metanálisis se demostró que los cannabinoides presentan una eficacia analgésica en determinados tipos de dolor, además de que su uso es tolerable y seguro (3). En el caso de los animales de compañía, se ha demostrado que el aceite de CBD aumenta la comodidad y los niveles de actividad en perros con osteoartrosis, además de mejorar la calidad de vida debido a su efecto positivo en analgesia sin reacciones adversas (ej. sedación y/o excitación) (4).

 

Síndrome de Disfunción Cognitiva (SDC)

El SDC es una enfermedad crónico-degenerativa que se refiere a cambios en el comportamiento de perros mayores de siete años y que no son atribuibles a condiciones médicas generales como neoplasias o fallas orgánicas (1). Esta enfermedad está considerada como el símil veterinario de la demencia senil tipo Alzheimer de los humanos, enfermedad que tiene grandes consecuencias en la interacción de los pacientes afectados con su entorno y en la situación económica y emocional del núcleo familiar (5) y; se caracteriza por la pérdida o disminución de las funciones cognitivas en animales y se manifiesta  con signos de desorientación, alteraciones en el patrón del sueño y en la eliminación de orina y heces, cambios en la interacción con el propietario, presentación de ansiedad, vocalizaciones excesivas, entre otros  (8).

Aunque los signos iniciales del SDC son relativamente inocuos, pueden progresar hasta afectar significativamente la calidad de vida del paciente animal y la habilidad del propietario para continuar cuidando a su mascota; un estudio realizado en Australia durante seis semanas revelo que de un total de 90 perros destinados a la eutanasia, el 23% fueron sacrificados por “senilidad” ya que sus tutores tenían el sentimiento de que su mascota perdía la calidad de vida (1).

 

Si bien es cierto que, al igual que el Alzheimer, el SDC no tiene cura, existen terapéuticas que pueden ayudar a controlar o retrasar sus síntomas durante algún tiempo, especialmente en las primeras etapas de la enfermedad; dentro de estas opciones resalta el uso de fitocannabinoides, tanto para humanos como para animales. Estudios recientes sugieren que el sistema endocannabinoide está involucrado en el Alzheimer y que el uso de fitocannabinoides puede limitar los procesos neurodegenerativos que impulsan la progresión de la enfermedad (6). Estudios in vitro han demostrado que el cannabidiol (CBD) previene la hiperfosforilación  de la proteína TAU inducida por la proteína β-amiloide y la neurotoxicidad, además de que atenúa la destrucción celular y promueve la neurogénesis en las células del hipocampo en ratones (9); además, la inflamación juega un papel crucial en la patogénesis del Alzheimer y el CBD tiene propiedades neuropretectivas, antiinflamatorias y antioxidantes, lo que contrarresta una serie de síntomas patológicos relevantes para el Alzheimer (7, 9). Por otro lado, se ha observado que el 9-delta-tetrahidrocannabidiol (THC) mejora el comportamiento alterado, estimula el apetito y alivia la agitación nocturna en pacientes con demencia severa y Alzheimer (6). Todas estas funciones biológicas que caracterizan a las cannabis prometen valor terapéutico para los componentes neurodegenerativos y neurotóxicos de la enfermedad del Alzheimer y de la SCD (7, 9 ).

 

Literatura citada

  1. Caviedes V.A.O., 2018. Evaluación preliminar del síndrome de disfunción cognitiva en perros geriátricos en la clínica veterinaria UDLA mediante el uso del test “DISHA”. Tesis de Licenciatura. Universidad de las Américas, Facultad de Ciencias de la Salud.
  2. Galzerano Guida, Julia, Orellana Navone, Cecilia Carina, Ríos Pérez, María Daniela, Coitiño González, Ana Laura, & Velázquez Ramos, Pablo Mariano. (2019). Cannabis medicinal como recurso terapéutico: estudio preliminar. Revista Médica del Uruguay, 35(4), 113-137. Epub 01 de diciembre de 2019.https://dx.doi.org/10.29193/rmu.35.4.5
  3. Ramos Atance J.A. (2017). Efectos terapéuticos de los cannabinoides. Disponible en: https://www.google.com/url?sa=t&source=web&rct=j&url=http://www.seic.es/wp-content/uploads/2013/10/EFECTOS-TERAP%25C3%2589UTICOS-DE-LOS-CANNABINOIDES.pdf&ved=2ahUKEwjUy4aT7aPvAhUCC6wKHVjmBQ8QFjABegQIARAC&usg=AOvVaw2ICQDVAbF3bdRnB6gyNnxP&cshid=1615315251195
  4. Furtado de Alava, 2019, Gamble y col. (2018). Cannabis de uso medicinal para el tratamiento de dolor crónico. Disponible en: https://www.google.com/url?sa=t&source=web&rct=j&url=https://www.colibri.udelar.edu.uy/jspui/bitstream/20.500.12008/25439/1/FV-33920.pdf&ved=2ahUKEwjy9M_w7qPvAhUBKa0KHU1qDc8QFjAAegQIARAC&usg=AOvVaw2g6qT9m2BRLHGDb3xz7mVX
  5. Soto M.A.G., 2011. Prevalencia del síndrome de disfunción cognitiva (SDC) en perros geriátricos de la ciudad de Santiago, de acuerdo a la percepción de sus propietarios. Tesis de Licenciatura. Universidad de Chile, Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias, Escuela de Ciencias Veterinarias
  6. Cao C., Li Y., Liu H., Bai G., Mayl J., and Lin X., 2014. The potential therapeutic effects of THC on Alzheimer´s disease. Journal of Alzheimer´s Disease, 42(3), pp. 973-84
  7. Cassano T., Villani R., Pace L., Carnoge A., Naik B.V., Orkisz S., Avolio C., and Serviddio G., 2020. From Cannabis sativa to cannabidiol: promising therapeutic candidate for the treatment of neurodegenerative diseases. Frontiers in Pharmacology, 11, pp. 124- 134
  8. Zadik-Weiss L., Ritter S., Hermush V., Asher N., Avital A. and Or R., 2020. Feline cognitive dysfunction as a model for Alzheimer´s desease in the research of CBD as a potential treatment- a narrative review. Journal of Cannabis Research, 2(43), pp.
  9. Cheng D., Spiro S.A., Jenner M.A., Garner B., and Karl T., 2014. Long-Term cannabidiol treatment prevents the development of social recognition memory deficits in alzheimer´s disease transgenic mice. Journal of Alzhermer´s Disease, 42(4), pp 1383-1396

 

Fuente: KanneVet